viernes, 15 de mayo de 2009

Con una buena razon


Malos tiempos para los que se han acomodado en el sillón del redactor centenario.
No tengo foto, ni palabra, ni razón, ni consuelo.

Es una misión complicada acudir a las rutinas con la máscara del aquí no ha pasado, ni pasará nada. Necesito creer que las cosas pasan por algo, necesariamente. Siento que cada uno de nosotros ocupa un lugar insustituible, no por lo que nos ocupa, sino por lo que aportamos y por la huella que dejamos en los demás. Nadie nos quitará nunca la tranquilidad del que lo ha dado todo, al que no se le puede recriminar sino los errores que los biorritmos humanos nos llevan a cometer. Ahí queda el reto, fragmentado en un estante, que sólo es un expositor, pero que guarda toda la esencia de una verdad: SOMOS PROFESIONALES, lo demostramos ayer, hoy y mañana.


Siempre hay una buena razón para quedarse y una buena para marcharse.


A los compañeros.

6 comentarios:

Nuria dijo...

Y como diría Sabina... "nos sobran los motivos" para una cosa y para la otra. Tal vez el sistema nos asfixie la ilusión primeriza, pero la experiencia nos llena con un poso que nos acompañará toda la vida, ejerzamos o no.

El reto es ante todo, no dejar de ser uno mismo. Que el "todo vale" no es para nosotros.

TQM

Kai Försterling dijo...

El sistema es una basura, y en muchos casos los que valen se van a la calle porque salen baratos y las grandes moles caras e inservibles se quedan.

Daniel García-Sala dijo...

Por otro lado y como dicen los cómicos: El show debe continuar.

Estoy contigo en lo que dices, pero luego hay que mirar cada caso aisladamente, que si no a veces aparecemos en los bautizos con cara de entierro.

Un abrazo.

siscu dijo...

los contratiempos y dificultades marcan el devenir de nuestra vida, pero no deberiamos dejar que cual barro en manos de un alfarero nuestra personalidad sea moldeada al antojo del dia dia, ser fuertes y mantener nuestra personalidad es el reto de todo ser humano, la pregunta es: lo conseguire?
un saludo.
6Q

Odiseo dijo...

Pues, la verdad, no sé muy bien qué comentar, porque me parece que me falta información. No sé si te vas o te quedas, ni de dónde, pero quizás más importante que eso sea que tengas el estante bien lleno de buenos trabajos, la conciencia tranquila y la ilusión intacta.

Besos y ánimo.

Marga Ferrer dijo...

Daniel: Un beso grande.
Odiseo: No es fácil quedarse cuando otros se van... sobretodo porque no entiendo el criterio. Gracias ;-)
A todos: Gracias por la visita con huella.