miércoles, 4 de mayo de 2011

Dolor


No descansa, no duerme.
Nos tortura, nos persigue, nos atrapa.
Crece.
Y no descansa, no duerme.
Se calla.
Y nadie escucha.

3 comentarios:

Biel Aliño dijo...

hambre

Oscar dijo...

Migraña

Odiseo dijo...

Desesperación

(bien captado el momento, por cierto)